Visita del Delegado Superior General y Superior Provincial

CAMINO DE LA PROVINCIA ÚNICA “SAN JUAN DE DIOS ESPAÑA”

Recibimos la visita en nuestro Centro del Hermano Juan José Ávila, Delegado del Superior General para España, acompañado por el Hermano Amador Fernández, Superior Provincial.

En un amplio encuentro mantenido con nuestro equipo, el Hermano Ávila explicó en qué punto se encuentra el proceso de unificación que derivará en la constitución de la provincia única “San Juan de Dios España” en junio de 2020

Tras el encuentro con nuestro equipo mantuvimos esta entrevista con ellos.

 Hermano Ávila, el objetivo principal de su visita es hablar del proceso de unificación que está siendo liderado por un amplio equipo de personas y que, sin duda, es enormemente ilusionante…

Efectivamente has dicho una palabra importante “ilusión” a la que yo añadiría oportunidad y esperanza que son las palabras que queremos que definan este proceso que iniciamos en el año 2018 con el Capítulo Interprovincial y que concluirá en el año 2020, en junio, con la Asamblea Provincial. Es un camino que vamos haciendo con muchas personas implicadas, en torno a 250 personas, que forman parte de los distintos grupos de trabajo. La Orden está presente en muchas actividades y en muchos ámbitos de actuación y hemos querido recoger todo esto en el trabajo que estamos diseñando. Las personas que están implicadas en este proceso están trabajando para que se defina un modelo en cada uno de los ámbitos y eso se presente al nuevo gobierno provincial.

Proyecto San Juan de Dios España. Este es el nombre, será el nombre de la provincia única. Quiero que eche la vista atrás en el tiempo ¿por qué se toma esta decisión?

En 1934 la Orden decidió formar tres Provincias. En ese momento había un número grande de presencia de actividades apostólicas y había también un número grande de Hermanos, en torno a 420 hermanos, y decidieron separase en provincias sobre todo por el tema de la gobernabilidad, de la gestión debido al gran número que eran. En estos momentos estamos en una situación inversa, somos poquitos Hermanos con una edad media bastante alta y consideramos que sería conveniente hacer una única Provincia. A nivel de gestión las Obras, las Provincias, las Curias están funcionando autónomamente y muy bien pero si que es verdad que la situación de los Hermanos ha sido el motivo por el que hemos decidido ser una Provincia única y la Provincia se llamará “San Juan de Dios España”.

¿Qué mensaje le ha trasladado a los trabajadores?

Fundamentalmente que tengan tranquilidad. Creemos que los Centros están trabajando muy bien, están trabajando de manera eficiente y les hemos intentado trasladar que tengan tranquilidad porque no vamos a hacer algo disruptivo. El año 2020, junio de 2020, es el inicio de un camino y fruto de ese camino habrá modificaciones que realizar, que es lo que actualmente se está diseñando, pero en los centros el nivel de incidencia no va a ser elevado, si que será elevado en directivos, menos en mandos intermedios y en el resto de profesionales  que están tranquilos porque va a tener una incidencia bastante escasa.

La Orden tiene una larga historia. La adaptación a los tiempos no ha supuesto nunca modificar su filosofía original…

Este es uno de los puntos que estamos reiterando. El tema de valores, de identidad, de principios que son los que tuvo San Juan de Dios. Queremos, por supuesto, que se sigan manteniendo porque son nuestra base. Se van actualizando a lo largo del tiempo pero la esencia es la que nos transmitió San Juan de Dios que no es otra cosa que la hospitalidad. El resto de valores son valores que también se viven en los centros y ciertamente estamos muy   satisfechos de cómo se viven y se transmiten estos valores.

En los 17 grupos de trabajo están participando muchas personas, esto supone que haya muchas ideas y esto siempre es enriquecedor

Hay un total de 17 Comisiones, como dije antes formadas por cerca de 250 personas. Y el motivo es porque pensamos que este diseño debe ser algo compartido no solamente realizada desde el Consejo Delegado, sino compartido , transmitido, analizadas las ideas y fruto de todo este análisis crear esta provincia.

Vuelve hoy a Palencia y volver a Palencia es, de alguna manera, volver a su casa.

Estoy en mi casa. Vuelvo a mi casa. Me siento en mi casa por muchos motivos. Yo soy de Valladolid, estuve aquí durante 10 años, la salud mental me apasiona, por tanto aquí me encuentro muy a gusto porque viví unos años muy felices, aquí hice la profesión solemne. Tengo unos recuerdos maravillosos, aún hay profesionales que conozco y con los que compartí, vida, experiencia y también formación.

Hermano Amador, ¿cómo se ve esa decisión desde su responsabilidad, como se está viviendo este proceso de unificación?

Lo estamos viviendo como un momento ilusionante, un momento de oportunidades para la institución y para todos los que la formamos, tanto para los hermanos como para los colaboradores. Es verdad que cerramos un ciclo histórico de la provincia de Castilla pero no se cierra con sensación de que algo termina, de que el camino de la provincia de acaba, sino de que se abre un nuevo horizonte pleno de posibilidades para todos.

¿Qué ambiente hay entre los trabajadores dentro de la Provincia de Castilla?

Yo creo que se está viviendo con mucha serenidad, con espíritu de colaboración. Hay muchos profesionales que están comprometidos e implicados en los distintos grupos de trabajo con una disponibilidad total en lo que a la provincia de Castilla se refiere y la percepción que tenemos en estos encuentros con los profesionales de los centros y también con los Hermanos es que hay mucha tranquilidad y que se percibe el momento como un momento de oportunidad también para crear sinergias desde el punto de vista profesional y de alguna manera para ampliar esta experiencia de sentirnos parte de una organización muy importante de servicios sociosanitarios.