La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios a disposición, una vez más, de la Sanidad Pública y la sociedad frente al COVID-19

Los Centros hospitalarios y sociosanitarios pertenecientes a la Provincia de Castilla de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios han empezado a recibir pacientes derivados desde la Sanidad Pública.

La Provincia de Castilla de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha puesto a disposición del ministerio de Sanidad, una vez más, sus Centros hospitalarios y sociosanitarios de Madrid, Santander, Santurce, León, Burgos y Palencia.

Como Institución sociosanitaria sin ánimo de lucro, cumple así con su visión de complemento a la Sanidad Pública y su compromiso con la sociedad, sobre todo con los más vulnerables.

Ante una situación de crisis sanitaria como la que estamos viviendo respecto al COVID-19, es el momento de cooperar, aún más, con las autoridades públicas poniendo a su disposición los recursos de los que disponemos.

Recursos hospitalarios y medidas preventivas.

La Sanidad Pública dispondría así de los Centros hospitalarios y sociosanitarios que la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios-Provincia de Castilla tiene en Madrid, Santander, Santurce, León, Burgos y Palencia haciéndose extensible al resto de Centros a medida que las necesidades los requieran adaptándose así a la evolución de la pandemia.

Todos los Centros pertenecientes a la Orden Hospitalaria tienen Planes de Contingencia propios y adaptados a sus circunstancias, siguiendo siempre las indicaciones oficiales.

Desde el pasado 3 de marzo, cuando la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios decidió cancelar los actos programados para el 8 de marzo por la festividad de su fundador con el objetivo de minimizar riesgos de contagio, también puso en marcha medidas preventivas respecto a la restricción de viajes, visitas en los Centros, teletrabajo o presencia de voluntarios entre otras.

Los Centros de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios tienen unos valores muy claros de hospitalidad, calidad, respeto, responsabilidad y espiritualidad que constituyen nuestra seña de identidad y que siempre han sido muy valorados tanto por los usuarios como por sus familias.

Como Institución asistencial sigue atendiendo a las personas más vulnerables ante esta pandemia, personas mayores y personas sin hogar, porque sus necesidades en estos momentos son aún mayores, y continua su atención a personas con discapacidad y con enfermedad mental, bajo unas estrictas medidas de seguridad.

Gracias por la Hospitalidad que estáis demostrando.
Insistimos en nuestro agradecimiento a todas y todos los profesionales sociosanitarios, públicos y privados, por su trabajo y esfuerzo en circunstancias de gran presión. También a aquellos que facilitan su trabajo como admisión, administración, limpieza y mantenimiento entre otros.

Agradecemos el gran trabajo y esfuerzo de las personas que trabajan para abastecer a la sociedad de alimentos y productos de primera necesidad, así como el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de todas esas personas que trabajan para que sigamos teniendo transporte público y por las iniciativas privadas y públicas de colaboración ciudadana.

Queremos dar las gracias a los familiares de las personas que atendemos en nuestros Centros por su comprensión ante medidas como la prohibición de visitas a sus seres queridos y personas sin hogar que atendemos por su colaboración y responsabilidad.

También dar las gracias a la sociedad por su solidaridad y responsabilidad en estos momentos.

#EsteVirusLoParamosUnidos

COVID-19 Hospitalidad